La muerte en Pompeya

La infame erupción del Vesubio en el 79 d.C. arrasó el paisaje circundante y a los residentes de las metrópolis romanas erigidas a la sombra del volcán. Cuando las cenizas provocaron derrumbamientos de edificios en Pompeya, las violentas corrientes piroclásticas cayeron ladera abajo y asfixiaron la ciudad, la cercana localidad portuaria de Herculano y varios lugares más.

Pintado a mediados del siglo XIX, «El último día de Pompeya» supone la idea de un artista de la erupción del Vesubio en el 79 d.C.

Un equipo de especialistas italianos ha revisado recientemente algunas de las muertes más terribles de Herculano, en las que aparentemente los cráneos de la gente explotaron. La hipótesis tradicional de los investigadores ha sido que el calor extremo fue el principal asesino, provocando que los fluidos de los cerebros de las víctimas y sus tejidos blandos hirvieran rápidamente.

Los desechos voladores pueden golpear y matar a la gente e inhalar demasiada ceniza o respirar gas volcánico puede provocar asfixia. Las temperaturas extremadamente altas pueden freír a una persona hasta la muerte en un abrir y cerrar de ojos.

Los efectos del calor en los cuerpos de la gente fueron diferentes entre los habitantes de Herculano y los de Pompeya. Pompeya, a 9,6 kilómetros de distancia del volcán, se vio afectada inicialmente por los restos que se precipitaron desde este, que hicieron que las casas se derrumbasen y asfixiaron a sus ocupantes. A continuación, la ciudad se vio afectada por una oleada piroclástica muy gaseosa, responsable del mayor número de víctimas.

Resultado de imagen de imagen Vesubio pompeya
El Vesubio

En Herculano y en la cercana ciudad de Oplontis tuvo lugar algo más perturbador. Estos dos asentamientos se encontraban unos tres kilómetros más cerca de la fisura del Vesubio y los investigadores han descubierto víctimas en estos lugares cuyo ADN estaba completamente degradado, con fracturas óseas inducidas por el calor y cráneos que aparentemente habían explotado.

Los hornos de los crematorios funerarios modernos aportan una sombría ventana a la aniquilación de cuerpos humanos, con temperaturas de hasta mil grados Celsius. Este calor es comparable al que podrían haber experimentado las víctimas de Herculano.

 

Anuncios

Sale a la luz en Grecia la inscripción más antigua de «La Odisea», de Homero — La túnica de Neso

Según los primeros estudios de los arqueólogos la losa pertenecería a la época romana y probablemente sea anterior al siglo III a. C. La tablilla de arcilla con la inscripción más antigua de «La Odisea» – EFE Fuente: EFE | ABC 10 de julio de 2018 Una placa de arcilla encontrada en el sitio arqueológico […]

a través de Sale a la luz en Grecia la inscripción más antigua de «La Odisea», de Homero — La túnica de Neso

Afrodita y los afrodisíacos

Afrodita

Afrodita, la diosa griega del amor, ha inspirado muchas historias románticas a lo largo de la historia humana. Es bien conocida por el amor que compartió con aquellos que entraron en contacto con ella, encantándolos con su lujuria. Es lógico entonces que las sustancias utilizadas por los humanos para llenarse de esta lujuria llevan su nombre.

Los afrodisíacos son sustancias que incrementan el deseo sexual. El termino afrodisíaco deriva lógicamente de la diosa del amor, la lujuria, la belleza, la sexualidad y la reproducción.

Hay dos principales historias teológicas de cómo apareció Afrodita. La más famosa fue retratada en la Teogonía de Hesíodo, en la que se dice que nació cuando Cronos le cortó los genitales a Urano y los arrojó al mar. La espuma creada por los genitales dio a luz a Afrodita (su nombre se traduce como surgida de espuma). Hesíodo escribió cómo los…

Ver la entrada original 167 palabras más

El latín sigue de actualidad

Amantes del latín de una decena de países se reúnen en Madrid para hablarlo y reivindicarlo.

Imagen relacionada
sites.google.com

El verano de sol y playa en el Mediterráneo y el Atlántico puede resultar incordiante entre quienes aprovecharon las calenturas de agosto para sumergirse en la poesía de Catulo, las cartas de Cicerón o la oratoria de Tito Livio. La mayoría de las personas que acudieron al madrileño Colegio Mayor Marqués de la Ensenada para bucear en la lengua del imperio romano son españoles pero también estudiosos de Suiza, Alemania, Holanda, Francia, Chequia, Portugal, Italia, México y Brasil. Todos participaron de la sexta edición de Caelum, un foro que reúne anualmente a los amantes del Latín y de su resurrección.

La lista alcanzó este año los 169 inscritos. Durante siete días convivieron utilizándolo para comunicarse. El éxito de la convocatoria desbordó las previsiones, y sitúa la experiencia como puntera entre otras similares de Alemania, Francia e Italia.

Fuente: CULTURACLASICA.COM

 

El color púrpura sólo era para los ricos

Los romanos tenían la costumbre de juzgar a la gente por su ropa, más bien, por su color. Solo existían dos opciones: todos los colores “naturales”, ya sea café amarillento o gris, procedían de la lana de borrego natural y, por lo tanto, se percibían como propios de ciudadanos humildes y de bajos recursos; mientras que los tonos rojo, violeta y verde se creaban de forma artificial, usando colorantes caros que se traían desde países lejanos, se consideraban una señal de riqueza y nobleza. Usar ropa de color púrpura se consideraba lo máximo.

La palabra «púrpura» alude a la coloración de ciertos tintes para teñir telas, al color que aquellos producen y a las telas teñidas con los mismos, no es el nombre de un color particular. Estos tintes se elaboraban con las secreciones de varias especies de caracoles marinos, y en tiempos antiguos se produjeron en diferentes regiones del globo, aunque el lenguaje y los usos occidentales fueron influidos en particular por la antigua industria del teñido con púrpura de la región del Mediterráneo.

El emperador bizantino Justiniano I vistiendo una capa teñida de púrpura de Tiro, en un mosaico de la iglesia de San Vital, en Rávena | Wikipedia

Como los tintes eran difíciles de obtener, las telas teñidas de púrpura eran extremadamente costosas y su uso estaba restringido a quienes podían pagarlas. Eventualmente las prendas teñidas con púrpura adquirieron un valor simbólico, denotando nobleza: en tiempos de la Roma imperial, por ejemplo, solo el emperador tenía permitido llevarlas.

 

La leyenda del grifo

HUMANIDADES Y NTICS

Los fósiles constituyen uno de los documentos más auténticos que nos permiten fundar en sólidas bases la verdadera historia de los organismos, suministrándonos preciosos datos sobre representantes de ramas animales desaparecidas. El pensamiento paleontológico temprano, que se remonta a los antiguos griegos, interpretaba los fósiles como restos de organismos que vivieron en otras épocas, lo que demuestra la gran percepción que sobre ellos tenían los antiguos. El descubrimiento de grandes huesos, a los que se les atribuía un origen mágico o divino, pudo haber sido fuente de inspiración de muchos mitos, algunos los cuales encierran verdades paleozoológicas significativas.

Imagen relacionadapinterest.com

La interpretación de los fósiles como restos de organismos que vivieron en otras épocas supuso la primera revolución científica en la historia de la paleontología. El mundo antiguo disponía de una verdadera riqueza de fósiles de vertebrados, la mayoría de ellos de grandes mamíferos del Mioceno, Plioceno…

Ver la entrada original 633 palabras más

Solvognen, el Carro Solar de Trundholm — The Valkyrie’s Vigil

Hacia el año 1500 a. C., es decir, hace unos 3500 años, llegaron a la península escandinava grupos de personas de habla indoeuropea. Llevaron consigo no solo su lengua, sino sus creencias. Su religión. Escandinavia entraba entonces en la Edad del Bronce y su religión, parece ser, estaba basada en el culto solar. Así nos […]

a través de Solvognen, el Carro Solar de Trundholm — The Valkyrie’s Vigil

Halan una nueva mano de bronce atribuida a Júpiter Doliqueno

La mano, hallada en el fuerte romano de Vindolanda, en Inglaterra, ha sido atribuida a Júpiter Doliqueno, un dios romano con rasgos orientales y occidentales, cuyo culto mistérico fue muy popular en el Imperio romano desde comienos del siglo II hasta mediados del siglo III d.C.

manodebronce1. Hallada en un foso
Foto: The Vindolanda Trust
manodebronce2. Palma de la mano
Foto: The Vindolanda Trust

La mano de bronce, de 10 centímetros, ha sido excavada junto a un templo dedicado a Júpiter Doliqueno, en un foso de relleno del periodo severo de Vindolanda, entre el 208 y el 212 d.C. aproximadamente. Hoy se encuentra expuesta en el museo de Vindolanda. Se cree que estaba originalmente anexada a otra pieza a través de la palma, pero se ha perdido.